Recomendaciones del Director Técnico de la Universidad Católica

Ya hemos visto en varias ocasiones la trayectoria que ha tenido el gran equipo de la Universidad Católica, sobre todo en la Copa Libertadores. Una carrera exitosa en los dos últimos años.

Hoy en día observamos a este gran plantel comenzando  con el pie izquierdo, después de ser un triunfador por dos años consecutivos, para el  gran Torneo de la Copa Libertadores, no le ha ido para nada bien.

Después del frustrante partido donde pierden de manera terrible con una marcación de 4-1 con los Defensores del Chaco, con el equipo Libertad. El Director Técnico Gustavo Quinteros,  viendo todo lo sucedido con el Campeón de Chile deja muchas recomendaciones.

El Director Técnico realizo unos análisis acerca del partido disputado, donde resalta muchas críticas acerca del equipo rey. Con respecto a la evolución del partido, se refirió a la sacudida que sufrió el equipo tras el primer gol en segundos de haber comenzado el juego.

Estos acontecimientos que se suscitaron dieron como resultado que se desequilibraran psicológicamente todos los jugadores, donde se pronosticaba una derrota fulminante. Los primeros goles fueron decisivos para el desarrollo del partido.

Dijo lo siguiente: “fueron jugadas de rebote”. Son jugadas inesperadas, recalco. Con mucha responsabilidad dijo que se confiaron mucho, creyeron que iba a ser muy fácil derrotar al rival, siempre tuvieron en su mente el triunfo seguro..

Saliendo todo lo contrario de lo que creían, en el partido se les voleo la tortilla, dando como resultado una marcación que no se esperaban para nada, todo fue como fortuito, pura casualidad.

También nos dijo lo siguiente: “en la vida las personas no deben ser para nada confiadas, siempre tienen que tener un toque de malicia y jamás confiarse del otro equipo, aunque tenía todas las condiciones para ganar, nos dimos cuenta que no fue así.

“Pecamos por inocentes”, nos agregó el Director Técnico  argentino. Finalmente nos dijo que fueron jugadas de sorpresas, fueron jugadas inesperadas, el rival supo aprovechar con mucha facilidad cuando el equipo se fracturo.

Pudimos observar en varias ocasiones que la marcación la hubieran  podido  alterar con otros goles, pero la suerte no estaba de su lado. En ocasiones casi meten un gol pero nada fue posible.

Estuvieron a punto de empatar en el partido pero nada, todo el  fue de manera negativa para todos los integrantes del equipo de la Universidad Católica.

Así es nuestro deporte rey, a veces se gana otras se pierde.