Ya estamos en cuenta regresiva para la “Copa América”

Para el futbol profesional, cuando estamos en un nivel de selecciones de cada país, nos damos cuenta que tres años no es demasiado tiempo. Hemos visto la evolución de las selecciones, como sus jugadores han crecido y han mejorado sus destrezas a la hora de desenvolverse en la cancha de juego.

Cuando observamos la evolución de cada selección, podemos ver que los procesos de superación son largos y van de forma paulatina, lenta pero en pasos seguros se han visto los frutos positivos cada vez que los vemos enfrentándose en los diferentes partidos. Parecieran como gladiadores en el coliseo romano, dando el todo para lograr el único objetivo que les interesa “Ganar la Competencia”.

Pero esta vez vemos con asombro que esta reflexión no va para el equipo chileno, este tiempo el equipo trasandino no le ha ido muy bien que digamos, después de ser el actual bicampeón de América, se encuentra como desfasado, como desconcentrado.

Alomejor se encuentra un poco frustrado por no poder participar en el Mundial de Rusia, en la Copa del Mundo. También los diferentes problemas internos que ha sufrido. Las posibles dudas sobre su cuerpo técnico y lo más importante:” la falta de jóvenes jugadores con habilidades que puedan reemplazar a los antiguos jugadores que son la gloria y el orgullo para toda la comunidad chilena”.

Para el año 2.016, el plantel dirigido por el plantel que estaba dirigida por Juan Antonio Pizzi, vence a la selección argentina, revalidando de este modo el titulo logrado en el Estadio Nacional. Para todos fue una alegría inmensa estábamos en la cúspide del éxito, jamás se había logrado algo así.

Esta victoria ha sido lo mejor que le ocurrió a nuestro equipo, la Roja se consagro en la Copa Centenario, chile se estaba codeando con los mejores equipos a nivel internacional. Pero hoy en día ha tenido un retroceso increíble.

Me atrevo a decir que ni los jugadores, ni la fanaticada se animan a soñar con un tri campeonato. Ojala se destaquen en la Copa América, porque lo necesitamos de manera increíble ya que tenemos una frustración cada fans, cada hincha y cada jugador.

Los resultados que se suscitaron después de aquella final con el equipo albiceleste son lapidarios donde no necesita mayores  explicaciones. Este gran proceso exitoso, que crecía como la espuma llego  a su fin, esto ha sido una sorpresa muy triste para todos.

La eliminación del Mundial de Rusia fue una puñalada en el corazón de todos, fue una realidad que nos hizo aterrizar y darnos cuenta que algo anda mal. En la Copa de Confederaciones ocurrió lo mismo también fue un desastre.

El final del ciclo ha terminado, ahora con el plantel de la selección dirigida por Reinaldo Rueda en la Copa de América, vemos al equipo sin los grandes jugadores como Claudio Bravo y Marcelo Díaz.