La fragilidad moral de Coutinho ha inquietado al Barcelona

Coutinho

Coutinho ha demostrado ser uno de esos jugadores sensibles y emotivos. Esto lo puede confirmar cualquiera de sus compañeros a lo larga de su trayectoria por Europa. El jugador del Barcelona ha estado anteriormente en equipos como el Inter, Espanyol, Liverpool y actualmente en el Barcelona. En la selección de Brasil se refieren a Coutinho como un jugador muy querido dentro del vestuario. Tal vez eso mismo le ha llevado a tener dificultades para poder vencer las adversidades.

Resulta un poco complicado no recordar aquel episodio ocurrido en septiembre de 2017. Cuando Coutinho rompió a llorar después de hacer un gol con la selección de Brasil ante Ecuador. Quien estaba dolido por la negativa del Liverpool a dejarlo salir rumbo al Barcelona.

Ese mismo día, Neymar se marchaba del Barcelona de una mala manera. Hablo con el jugador quien tenía una tristeza muy grande por no poder salir del Liverpool.

La marcha del Liverpool también fue un trauma para el futbolista. Quien dedico una carta especialmente para el club y la afición. En ella Coutinho aseguro que siempre los llevaría en el corazón y que no tenía como agradecerles todo lo que le habían dado. Sin embargo, las gradas de Anfield no se lo perdonaron. Quienes no lo disculparon por sus últimos meses en el club. Donde el brasileño alegaba varios problemas físicos para perderse algunos encuentros importantes mientras su fichaje por el Barcelona seguía creciendo. Todo esto terminó afectando su moral.

Inquietud para el Barcelona

Coutinho

La fragilidad moral que ha demostrado el jugador brasileño Coutinho inquieta al Barcelona. Los movimientos circulares de su entorno, otra vez relacionando al brasileño con la Premier. Todo esto ha comenzado a generarle preocupación a su actual club español.

Por otro lado, el Barcelona ha asegurado que confía en el jugador quien tiene que recuperar su nivel. Coutinho ha confesado que quiere seguir siendo un jugador azulgrana. Sin embargo, su situación actual parece no tener una solución inmediata. Lo único que puede ocurrir es un giro en los planes de Valverde. Pero, por el momento esto no parece contemplar.