Un fichaje express de Boateng con el Barcelona y una llamada decisiva de Valverde

Boateng

Kevin Prince Boateng se ha convertido en el nuevo delantero del FC Barcelona. Este traspaso se ha realizado en una operación relámpago que sólo duró 48 horas. La secretaria técnica del Barcelona se ha movido con mucha agilidad y discreción. De esta manera se pudo evitar cualquier filtración que afectará el fichaje.

Para poder entender todo lo que ha sucedido durante este fichaje, es necesario irnos a la mañana del sábado pasado. Ese día Ernesto Valverde seguía apostando por el mexicano Carlos Vela, como su candidato preferido, pero, gran parte de la junta directiva estaba bloqueando el traspaso debido a su alto coste. Los Galaxy pedían una suma de 2.5 millones de euros para su traspaso. Además, el jugador ya está en la etapa final de su carrera.

Posibles fichajes

Hasta ese entonces, en la lista del Barcelona solo figuran tres nombres. Entre ellos, Carlo vela, casi descartado, Morata, muy caro y complicado por las exigencias del jugador y por último Cedric Bakambu, ex de Villarreal y actualmente jugador del Sinobo Gouan. Quienes actualmente no cuenta con él.

La secretaria técnica del Barcelona ya estaba entrando a un punto de atasco. En ese entonces le surgió el nombre de Boateng a Valverde. Era una operación factible que se podía hacer en tiempo record. Pero, el entrenador tenía un poco de dudas, tanto por su carácter como por la incógnita de su rendimiento.

La llamada de Valverde

Boateng

Una vez decididos por Boateng, se ha realizado una llamada decisiva. El equipo Segura-Abidal-Planes llamó a Satién con Valverde delante. Porque Satién había tenido en sus filas a Boateng cuando era entrenador de las palmas.

La respuesta de Satién fue positiva y se la transmitió a todo el personal de Valverde.Boateng es un jugador muy profesional y es capaz de rendir al máximo en partido trascendente.”

Esta se convirtió en una charla crucial para que Valverde le diera luz verde al fichaje. Entonces la secretaria técnica del Barcelona se colocó a trabajar en él. Consiguió cerrar la operación primeramente con el mismo Boateng en la misma tarde del sábado. Después con el Sassuolo justo cuando terminaba el partido del Barcelona, a las 23 horas del domingo por la noche.