El Southampton hunde aún más al Tottenham en su crisis

Tottenham

Al parecer el regreso de Harry Kane no ha ayudado al Tottenham a conseguir su mejor fútbol. Esta vez ha caído derrotado contra el Southampton y acumula 4 partidos consecutivos en la Premier League sin conseguir la victoria. Un equipo que hasta hace tres semanas estaba en la batalla por la Premier. Hoy trata de salir de una grave crisis que atraviesa.

Ni siquiera el triunfo en Champions le cambio el aire al Tottenham, quienes están  sin ritmo. Kane adelantó a los “Spurs”, pero en la segunda parte fueron ampliamente superados. Si el Manchester United gana este domingo al Arsenal, los igualará en la tercera plaza. El conjunto del Tottenham no comenzó nada mal el encuentro. Comenzaron domingo el compromiso y mostrándose muy superior al rival. Tan solo en tres minutos ya Kane había avisado a Gum, quien tuvo como mejor amigo a los palos. Primero un mal despeje de Yoshiba y luego una falta magistral cobrada por Eriksen que golpeo el larguero. Tras una arremetida de los “Spurs” llegaría el gol de Kane, quien con frialdad batió al arquero rival.

El Southampton

Tottenham

Por parte del Southampton no hubo noticias en el primer tiempo. Pero demasiada en el segundo. Y es que después del descanso regreso otro equipo al terreno de juego. Quienes se aprovecharon de la confianza del Tottenham por lo que fue el tramo del primer tiempo. De esta forma el Southampton salió volcado a la portería de Lloris, quien al primer minuto tuvo que intervenir. Bertrand y Redmine tuvieron dos clarísimas. El Tottenham había perdido el control del partido. La única del segundo tiempo la tuvo Kane pero lo termino con una mala definición. Y de la forma más surrealista llego el gol. Un centro de Armstrong, Rose la dejó pasar incomprensiblemente entre las piernas para que llegará Valery que marcó el gol del empate.

En ese momento el Tottenham de Pochettino estaban totalmente noqueados. Mientras que el Southampton seguía haciendo de las suyas. Fue así como la eterna promesa inglesa, Ward Prowse colocaría el 2-1. Lloris solo pudo ver como entraba el segundo gol al minuto 81.